Cómo hacer un backflush a tu máquina de espresso: Guía práctica

Cómo Hacer Un Backflush A Tu Máquina De Espresso Guía Práctica
Photo by Freepik: Vista lateral maquina cafe espresso limpieza con vapor – Imagen en Freepik

En nuestra apreciada comunidad de amantes del café, entendemos que cada taza de café espresso es más que solo una bebida: es un ritual, una obra de arte líquida, y, por supuesto, la preciada chispa que enciende nuestras mañanas. Sin embargo, incluso las máquinas de café espresso más sofisticadas necesitan un poco de amor y cuidado para continuar proporcionándonos nuestra querida infusión. Aquí es donde entra en juego el backflushing.

El backflushing (retro lavado) es un proceso de mantenimiento esencial que puede parecer una molestia al principio, pero en realidad, es una inversión en la vida útil de tu máquina y en la calidad de tu café. Asegura que los aceites y residuos de café que se acumulan en las partes internas de la máquina no interfieran con el proceso de elaboración de tu espresso. En resumen, es como una pequeña «limpieza de primavera» que mantiene a tu querida cafetera en su mejor forma.

Entonces, queridos entusiastas del café, echemos un vistazo más de cerca a este proceso de backflushing. Después de todo, la crema de un buen café espresso se obtiene a través de la armonía de la máquina bien cuidada y el grano perfectamente molido. Y ahora, vamos a lanzarnos a este fascinante y fundamental viaje de backflushing.

¿Qué es el Backflush?

El backflush, también conocido como retro lavado, es un proceso de limpieza en el que se inyecta agua a través del grupo de la máquina de espresso, pero en sentido contrario. Así, se eliminan los aceites de café y otros residuos acumulados en el sistema.

Si alguna vez te has preguntado por qué el café que preparas no sabe igual que cuando estrenaste tu cafetera de espresso, el backflush podría ser la respuesta. Al igual que con cualquier electrodoméstico, el mantenimiento es crucial, y tu máquina de espresso no es una excepción. De hecho, al eliminar los residuos acumulados, podrías notar una mejora significativa en el sabor de tu café. ¡Vamos a por ello, barista casero!

¿Qué tipos de máquinas de café espresso se pueden limpiar mediante el backflush?

No todas las máquinas de café espresso son aptas para realizar un backflush, y es crucial saberlo antes de intentar este proceso de limpieza. En esta sección, nos enfocaremos en identificar qué máquinas pueden someterse a este procedimiento y por qué algunas no son compatibles.

La característica clave que define si una cafetera de café espresso puede o no ser sometida a un backflush es si tiene un grupo de válvula de tres vías. Este tipo de grupo se encuentra en la mayoría de las cafeteras de café espresso semi-profesionales y profesionales. Este diseño permite la liberación de la presión del portafiltro después de extraer el espresso, dirigiendo el agua residual hacia la bandeja de goteo y no de vuelta al depósito de agua.

Las máquinas de café espresso con un grupo de válvula de tres vías son compatibles con el backflush ya que este sistema de válvulas permite que el agua fluya hacia atrás a través de la máquina, ayudando a eliminar los residuos y los aceites de café de las partes internas.

Por otro lado, las cafeteras de café espresso más básicas y económicas no suelen tener un grupo de válvula de tres vías. En lugar de ello, cuentan con un sistema de válvula de retención de presión simple que no permite el flujo de agua hacia atrás. Estas cafeteras no son adecuadas para realizar un backflush, ya que el proceso puede dañar la válvula de retención.

Además, las cafeteras espresso de cápsulas, como las Nespresso o Dolce Gusto, tampoco son adecuadas para el backflush debido a su diseño. Estas cafeteras funcionan con un sistema completamente diferente que no permite el backflush y, en su lugar, requieren su propio proceso de limpieza y descalcificación.

¿Y las máquinas de café espresso súper automáticas? Las máquinas de café espresso súper automáticas, que muelen los granos de café, tamizan, preparan el espresso y descartan el café molido usado con solo pulsar un botón, no suelen ser compatibles con el backflush. Estas cafeteras generalmente tienen un sistema de limpieza incorporado y requieren que sigas un proceso de mantenimiento específico del fabricante.

El arte del espresso te espera. Explora y embárcate en sabores memorables.

Descubre tu cafetera espresso-perfecta. Lee nuestro análisis y disfruta momentos exquisitos en casa y trabajo.

Maquina De Café Espresso

¿Qué necesitas para hacer un backflush a tu máquina de espresso?

No importa cuán entusiasmado estés por limpiar tu máquina de café espresso, no podrás realizar un backflush efectivo sin las herramientas y materiales correctos. Aquí detallaremos cada uno de los elementos necesarios y explicaremos su función en el proceso de backflush.

1. Disco de backflush:

El disco de backflush, también conocido como filtro ciego, es un componente esencial para el proceso de backflush. Este es un filtro de metal sin agujeros que se inserta en el portafiltro de la máquina de café espresso. Al no tener orificios, el agua no puede pasar a través de él, lo que permite que el agua y el detergente de backflush circulen hacia atrás a través del sistema de la máquina.

2. Detergente de backflush:

El detergente de backflush es un producto de limpieza diseñado específicamente para su uso en máquinas de espresso. Este detergente es capaz de descomponer eficazmente los aceites y los residuos de café que se acumulan en las partes internas de la máquina. Por favor, asegúrate de usar un detergente de backflush diseñado para máquinas de café espresso, ya que los productos de limpieza comunes pueden dañar tu máquina.

3. Cepillo para la junta de la cabeza de grupo:

Un cepillo para la junta de la cabeza de grupo es una herramienta pequeña pero esencial que se utiliza para limpiar alrededor de la junta de goma y la pantalla de la cabeza de grupo. Este cepillo puede ayudar a desalojar los restos de café y los aceites que no se eliminan con el backflush.

4. Scourer (estropajo):

Un estropajo es útil para limpiar las partes externas de tu máquina de espresso, incluyendo el portafiltro y el filtro ciego.

5. Paño absorbente:

Un paño absorbente es útil para limpiar cualquier derrame de agua o detergente que pueda ocurrir durante el proceso de backflush.

6. Recipiente:

Un recipiente grande, como un contenedor de helado o un recipiente grande de leche, será útil para contener el agua y el detergente que se desprenden durante el proceso de backflush.

Guía paso a paso de cómo hacer un backflush a tu máquina de café espresso.

Ahora que conoces las máquinas de espresso que se pueden limpiar con un retro lavado (backflush) y tenemos las herramientas necesarias para hacerlo, es el momento de que te guiemos a través del proceso paso a paso.

1. Preparación inicial:

Primero, verifica que tu máquina de café espresso esté diseñada para el backflush. Generalmente, las máquinas equipadas con una válvula de alivio de presión mecánica son las más adecuadas para este procedimiento.

Luego, enciende tu máquina y deja que se caliente. La temperatura correcta es vital para que el detergente de backflush se disuelva de manera efectiva. También es importante preparar todos los elementos necesarios para el proceso, incluyendo el disco de backflush (a veces llamado «ciego»), detergente para backflush y un paño limpio.

2. Preparación del portafiltro:

El siguiente paso es preparar el portafiltro. Retira la cesta de filtro y reemplázala con el disco de backflush. Este disco, que no tiene agujeros, permitirá que el agua circule hacia atrás a través del sistema de la máquina, realizando una limpieza profunda.

3. Aplicación del detergente de backflush:

Agrega una pequeña cantidad de detergente de backflush en el portafiltro, directamente en el disco de backflush. Asegúrate de seguir las instrucciones del fabricante del detergente en cuanto a la cantidad que debes usar.

4. Inicio del proceso de backflush:

Asegura el portafiltro en la máquina, como si fueras a preparar un café. Luego, enciende la bomba de tu máquina y deja que el agua circule durante aproximadamente 10 segundos antes de apagarla. Deberías ver agua salir por la válvula de alivio de presión. Esto significa que el agua está siendo forzada hacia atrás a través del grupo, limpiando los residuos y los aceites de café acumulados.

Durante este proceso, también es importante vigilar la válvula de alivio de presión. Si ves que sale mucha agua, esto podría ser una señal de que hay un problema.

5. Reposo y repetición:

Una vez que apagues la bomba, permite que el agua repose durante unos segundos. Durante este tiempo, el detergente se infiltrará en las partes internas de la cafetera, aflojando los aceites y residuos de café.

Repite este proceso de encendido y apagado varias veces. Por lo general, cinco ciclos de 10 segundos de encendido y 10 segundos de reposo serán suficientes.

6. Enjuague con agua limpia:

Una vez que hayas completado los ciclos de backflush con detergente, necesitas enjuagar tu máquina para eliminar cualquier residuo de detergente. Para hacer esto, retira el disco de backflush, enjuaga el portafiltro y coloca la cesta de filtro normal de nuevo.

Ahora realiza el proceso de backflush varias veces más, pero esta vez sin detergente. Esto ayudará a eliminar cualquier resto de detergente que pueda quedar en la máquina.

7. Limpieza final:

Finalmente, retira el portafiltro y deja correr agua a través del grupo durante unos 10 segundos para eliminar cualquier residuo que pueda haber quedado. Luego, apaga tu máquina de café, limpia el portafiltro y cualquier otra parte que pueda haberse ensuciado durante el proceso y seca todo con un paño limpio.

Frecuencia de backflush y consejos de mantenimiento.

El backflush debe hacerse regularmente para mantener tu máquina de café espresso en las mejores condiciones posibles. Recomendamos hacer un backflush al menos una vez a la semana si usas tu cafetera diariamente. Si solo usas tu máquina ocasionalmente, puedes hacerlo una vez al mes.

Además de hacer un backflush regularmente, hay otras cosas que puedes hacer para mantener tu máquina en buen estado. Estos incluyen limpiar regularmente los componentes extraíbles de la máquina, como la cesta del portafiltro y el grupo, y descalcificar la máquina cada pocos meses para eliminar cualquier acumulación de minerales.

Realizar un mantenimiento regular de tu máquina de café espresso no solo asegura que funcione correctamente, sino que también puede prolongar su vida útil. Al realizar un backflush regular y seguir los demás consejos de mantenimiento, puedes disfrutar de un delicioso café espresso durante muchos años.

Conclusión.

Hacer un backflush regular a tu máquina de café espresso es esencial para mantener su rendimiento y garantizar que produces la mejor taza de café posible. Aunque puede parecer un poco complicado al principio, una vez que te acostumbras, te darás cuenta de que es un proceso sencillo que puede tener un impacto significativo en la calidad de tu café.

Animamos a todos los amantes del café a que hagan un backflush regularmente a sus cafeteras de café espresso. No solo mejorará la calidad de tu café, sino que también te permitirá disfrutar de tu máquina durante muchos años. Así que, adelante, dale a tu máquina de café espresso el amor y el cuidado que merece.

No importa si eres un barista casero, un adicto al café o un aficionado al café, hacer un backflush a tu máquina de café espresso es una habilidad esencial que te beneficiará a largo plazo. Así que, ¿por qué esperar? Empieza a hacer un backflush a tu máquina hoy mismo y disfruta de un café espresso de calidad superior.

Preguntas frecuentes.

¿Puedo hacer un backflush a cualquier tipo de máquina de café espresso?

No todas las cafeteras de café espresso están diseñadas para el backflush. Las máquinas con una válvula de alivio de presión mecánica son las adecuadas para este proceso.

¿Cuánto tiempo tarda en hacerse un backflush?

El tiempo que tarda en hacerse un backflush puede variar, pero generalmente se puede hacer en unos 15 minutos.

¿Con qué frecuencia debo hacer un backflush a mi máquina de café espresso?

Recomendamos hacer un backflush al menos una vez a la semana si usas tu máquina diariamente. Si solo usas tu máquina ocasionalmente, puedes hacerlo una vez al mes.