Termómetro para Leche

Utilizar un termómetro nos permitirá saber con exactitud la temperatura tanto del agua como de la leche. Y es que la temperatura y el tiempo son dos factores muy importantes que deberemos controlar sobre todo cuando hablamos de preparar un espresso o cappuccino.

Después se todo, vaporizar la leche dependerá de aplicar la temperatura ideal y así conseguir el volumen, la textura y brillantez exacta para poder preparar un cappuccino o un café latte correctamente.

Por el contario si no controlamos esta variable, lo que conseguiremos es calentar la leche por encima de su punto de ebullición perdiendo así todas sus propiedades.

También es muy común utilizar el termómetro si nos disponemos a preparar cafés por métodos de filtrado como por ejemplo, las chemex o las cafeteras sifón.

Esto es porque, controlar la temperatura del agua es importante si no queremos quemar el café y obtener una bebida desagradable.

Finalmente te recomendamos, sobre todo si estas comenzando a interesarte en el mundo profesional de café, a utilizar un termómetro para barista para lograr siempre consistencia en tus capuchinos, café latte o cafés de filtro.

Por estas razones te invitamos a echar un vistazo a nuestra selección de termómetros analógicos y digitales y puedas elegir el que mejor se adapte a tus necesidades.

Las imágenes, Amazon y el logo de Amazon son marcas de Amazon.com, Inc. o sus afiliados. 

Termómetros análogos para baristas.​

Clásico termómetro de leche Decent Espresso.

Kitchen Craft termómetro para espumador de leche.

Termómetro para café y leche de 175 mm.

Lantelme termómetro Leche tetera y Tazas UVM.

Termómetros digitales para baristas.​

Termómetro digital de leche Decent Espresso.​

¿Cómo saber si mi termómetro para leche esta calibrado?

Los termómetros suelen ir perdiendo su calibración con el tiempo, lo que nos podría dar una lectura incorrecta de la temperatura de la leche y dañar el sabor de nuestros cafés.

Por esta razón siempre es recomendable realizar un chequeo periódico de los mismos.

Es aconsejable revisar tus termómetros diariamente si los volúmenes de preparación de cafés son altos, como por ejemplo una cafetería.

Por otro lado, si solo lo sueles usar para prepararte un par de tazas de café diarias, lo recomendable es revisarlo cada mes.

Por lo tanto, queremos enseñarte un test rápido para asegurarte de que tu termómetro está bien calibrado. Lo que vamos a necesitar es lo siguiente.

  • El termómetro a calibrar.
  • Una jarra o recipiente.
  • Unas pinzas o alicate.
  • Agua y hielo.

Antes de empezar debemos asegurarnos de que nuestro termómetro se puede calibrar. Esto lo podemos comprobar viendo si el termómetro tiene algún tipo de tuerca por la parte inferior del lector.

  • Llenamos la jarra con agua limpia y agregaremos el hielo.
  • Colocamos el termómetro dentro de la jarra y esperamos unos 60 segundos a que la temperatura se estabilice.
  • Si el termómetro está ajustado debería marcar cero grados. Delo contrario, utiliza la pinza para sujetar la tuerca y hacerla girar hasta que el lector marque cero grados.

Así de sencillo ya tienes tu termómetro listo para preparar capuchinos y cafés con leche.

¿Por qué usar un termómetro para la leche?

Existe una práctica muy común entre los baristas de determinar, la temperatura de la leche a través del tacto y el sonido.

Si bien no queremos decir que esta técnica este mal, utilizando un termómetro siempre nos aseguraremos de conseguir consistencia, lo que puede traducirse a que, siempre prepararemos nuestros cafés con la misma calidad y sabor.

Esto es importante sobre todo si cuentas una cafetería de especialidad y quieres asegurarte de ofrecer a tus clientes el mejor café de calidad posible.

Asimismo debemos tener en cuenta que la leche tiene un punto de ebullición menor que el agua y por lo tanto, es importante comprender como la leche puede reaccionar a diferentes tipos de temperatura.

De tal manera que, contar con un termómetro nos permitirá evitar el sobrecalentamiento de la leche y que esta pierda el cuerpo y sabor que buscamos.

Del mismo modo es importante controlar la temperatura del agua, sobre todo cuando estamos utilizando métodos de filtrado o goteo para preparar nuestros cafés como por ejemplo, el aeropress o la cafetera de embolo.

Finalmente queremos remarcar que, la técnica del tacto y el sonido no es una mala práctica, pero es una habilidad que se adquiere a través del tiempo.

Y si estas comenzando es el mundo profesional de café, es importante añadir a tu kit básico de barista un termómetro, ya que te ayudara mucho para comenzar a practicar y preparar tus primeros cafés sin cometer errores.

¿Ya cuentas con uno de estos termómetros? mira estos otros artículos de interes.