Todo sobre el TDS en el café: La guía definitiva para los verdaderos amantes del café

Todo Sobre El TDS En El Café La Guía Definitiva Para Los Verdaderos Amantes Del Café
Photo by FOX: Close up of coffee brewing pots – Imagen En Pexels

El café es una bebida que despierta pasiones en todo el mundo, tanto por su aroma y sabor, como por la complejidad detrás de su elaboración. Si eres un verdadero amante del café, ya sea aficionado o profesional, seguro te interesa conocer cómo mejorar tu experiencia de sabor y obtener una bebida deliciosa y consistente. En este artículo, te presentamos una guía definitiva sobre el TDS en el café y su influencia en el sabor de nuestra bebida favorita.

Exploraremos en profundidad el concepto de TDS en el café, su relación con el equilibrio del sabor, la calidad del agua y la teoría de la extracción. Analizaremos los distintos factores que afectan el TDS, como el grano de café, el tueste y el agua, y también profundizaremos en cómo cada método de extracción influye en el TDS. Además, te presentaremos las herramientas y técnicas para medir el TDS, como el refractómetro, y cómo interpretar los resultados para mejorar tu café.

Así que si estás listo para adentrarte en el fascinante mundo del TDS en el café y aprender cómo mejorar tu experiencia de sabor, ¡sigue leyendo y descubre todo lo que necesitas saber para convertirte en un verdadero experto en la materia!

¿Qué es el TDS y por qué es importante?

El TDS (sólidos totales disueltos) en el café se refiere a la concentración de partículas sólidas disueltas en una solución de café. Estas partículas sólidas provienen principalmente de los granos de café molidos y afectan directamente el sabor, aroma y cuerpo del café. Entender el TDS en el café es fundamental para lograr una bebida equilibrada y deliciosa, ya que nos permite ajustar variables como la molienda, la temperatura del agua y el tiempo de extracción.

La relación entre el TDS y el sabor del café.

El TDS tiene una relación directa con el equilibrio del sabor del café. Un TDS muy bajo podría resultar en un café aguado y débil, mientras que un TDS muy alto podría generar un café amargo y astringente. Al controlar el TDS en el café, podemos ajustar las variables de la preparación para obtener una bebida con un sabor equilibrado y satisfactorio.

Factores que afectan el TDS en el café.

El grano de café.

Origen y variedad:

El origen y la variedad del grano de café influyen en el TDS, ya que cada tipo de grano tiene diferentes características de sabor y composición química. Por ejemplo, un grano de origen etíope podría tener un perfil de sabor más floral y afrutado, mientras que un grano de origen colombiano podría tener notas más dulces y de caramelo.

Proceso de recolección y secado:

El proceso de recolección y secado también afecta el TDS en el café. La selección de granos maduros y el uso de técnicas de secado adecuadas pueden mejorar la calidad y el equilibrio del sabor del café, lo que a su vez influye en el TDS.

El tueste.

Niveles de tueste y su influencia en el TDS:

El nivel de tueste del grano de café también afecta el TDS. Un grano más tostado suele tener un TDS más alto debido a la caramelización de los azúcares y la generación de compuestos amargos. Por otro lado, un grano menos tostado puede tener un TDS más bajo y un sabor más ácido.

Tueste casero vs. tueste profesional:

El tueste casero y el tueste profesional pueden generar diferencias en el TDS del café. Un tueste casero puede ser menos consistente en términos de temperatura y tiempo, lo que podría afectar el equilibrio del sabor y, en consecuencia, el TDS.

El agua.

Calidad del agua:

La calidad del agua es un factor esencial en el TDS del café, ya que el agua es el principal disolvente de los sólidos en el café. El uso de agua filtrada o purificada puede mejorar el equilibrio del sabor y el TDS en el café.

Temperatura del agua:

La temperatura del agua también juega un papel importante en el TDS del café. El agua caliente es más efectiva para extraer los compuestos solubles de los granos de café, lo que puede resultar en un TDS más alto. Por lo general, se recomienda utilizar agua a una temperatura entre 90 y 96 grados Celsius para obtener un buen equilibrio de sabores y un TDS adecuado.

¡No más adivinanzas en la preparación del café! Conoce todo sobre el refractómetro en nuestro artículo para conseguir resultados precisos y consistentes.

¿Por qué es importante conocer el TDS para los profesionales y los aficionados?

Conocer el TDS en el café puede ayudarnos a ajustar las variables de la preparación para obtener un café delicioso y equilibrado, tanto en casa como en establecimientos profesionales. Al medir el TDS, podemos identificar si el café está sobreextraído (amargo) o subextraído (ácido) y hacer ajustes para lograr un sabor óptimo.

Controlar el TDS en el café nos permite mantener una experiencia de sabor consistente y satisfactoria, ya que nos proporciona información precisa sobre el equilibrio de sabores en nuestra bebida. Al ajustar las variables de la preparación en función del TDS, podemos asegurar que cada taza de café tenga el mismo nivel de calidad y sabor.

Métodos de extracción y su impacto en el TDS.

Espresso.

El espresso es un método de extracción que utiliza alta presión para forzar el agua caliente a través del café molido, lo que resulta en un TDS más alto en comparación con otros métodos. Esto se debe a que la presión permite una extracción más rápida y eficiente de los compuestos solubles del café.

Cafetera de goteo (drip).

La cafetera de goteo es un método de extracción que utiliza la gravedad para hacer pasar el agua caliente a través del café molido. En general, este método produce un TDS más bajo en comparación con el espresso, ya que la extracción es más lenta y suave.

Prensa francesa.

La prensa francesa es un método de extracción por inmersión en el que el café molido se mezcla con agua caliente y luego se filtra utilizando un émbolo. Este método tiende a generar un TDS más alto que la cafetera de goteo, pero más bajo que el espresso, ya que la extracción es menos eficiente debido a la falta de presión.

Aeropress.

El Aeropress es un método de extracción híbrido que combina la presión y la inmersión para obtener un café concentrado y equilibrado. El TDS en un café preparado con Aeropress puede variar según la presión aplicada y el tiempo de extracción, pero generalmente se encuentra entre el TDS de un espresso y el de una prensa francesa.

Pour over.

El pour over es un método de extracción que utiliza un flujo constante de agua caliente vertida sobre el café molido en un filtro. Este método suele producir un TDS más bajo que el espresso y la prensa francesa, pero ligeramente más alto que la cafetera de goteo. El pour over permite un control preciso del tiempo de extracción y la velocidad del flujo de agua, lo que puede ayudar a lograr un equilibrio óptimo de sabores.

Moka.

La Moka es un método de extracción que utiliza la presión del vapor para forzar el agua caliente a través del café molido. Este método produce un TDS similar al espresso, aunque generalmente un poco más bajo debido a la menor presión generada por el vapor en comparación con una máquina de espresso.

En resumen, los métodos de extracción que utilizan presión, como el espresso y la Moka, tienden a producir un TDS más alto, mientras que los métodos que utilizan la gravedad, como la cafetera de goteo y el pour over, suelen generar un TDS más bajo. Los métodos de inmersión, como la prensa francesa, y los híbridos, como el Aeropress, se encuentran en un rango intermedio en términos de TDS.

¿Cuál es un buen nivel de TDS según la teoría de la extracción?

La teoría de la extracción describe el proceso por el cual los compuestos solubles del café se disuelven en el agua para formar la bebida que consumimos. Según esta teoría, un buen nivel de TDS depende del equilibrio entre la extracción y la concentración de la bebida, lo cual influye en la intensidad y el equilibrio de los sabores.

Los niveles ideales de TDS pueden variar según el método de extracción y las preferencias personales, pero en general, un TDS de aproximadamente 1.2% a 1.5% se considera un buen rango para la mayoría de los cafés. En el caso del espresso, un TDS entre 7% y 12% es típico y deseable.

La teoría de la extracción nos ayuda a comprender cómo el TDS influye en el sabor y la calidad del café. Al ajustar las variables de la preparación para lograr un TDS óptimo, podemos obtener un café con un equilibrio perfecto entre dulzor, acidez y amargor, evitando la subextracción y la sobreextracción.

Porcentajes adecuados de TDS según el tipo de método.

Los distintos métodos de elaboración de café pueden requerir diferentes niveles de TDS, ya que cada uno de ellos extrae los compuestos solubles del café de manera diferente. Estos diferentes niveles de TDS pueden influir en el sabor y la percepción de la bebida final, por lo que es importante ajustar el TDS según el método de elaboración utilizado.

A continuación, te presentamos una tabla que muestra los porcentajes adecuados de TDS según el tipo de método de elaboración de café. Recuerda que estos valores son aproximados y pueden variar dependiendo de tus preferencias personales y del tipo de café que utilices.

Método de elaboraciónPorcentaje aproximado de TDSInformación adicional
Espresso7% – 12%Este rango permite obtener un espresso intenso y con cuerpo, sin que resulte demasiado amargo o ácido.
Cafetera de goteo (drip)1.2% – 1.5%Este rango es ideal para un café equilibrado y suave, sin notas amargas predominantes.
Prensa francesa1.2% – 1.8%Este rango de TDS favorece una extracción rica en aceites y sabores intensos, pero evita el exceso de amargor.
Aeropress1.3% – 1.7%Este rango combina características del espresso y la prensa francesa, proporcionando un café concentrado pero sin excesiva amargura.
Pour over1.2% – 1.5%Este rango es ideal para un café con notas limpias y destacadas, pero evita un sabor excesivamente amargo o ácido.
Moka2% – 4%Este rango permite obtener un café con características de un espresso ligero y menos concentrado, manteniendo un buen equilibrio en sabor.
Cold brew1% – 1.5%Este rango es ideal para una bebida fría refrescante y con menor amargor, resaltando las notas dulces y afrutadas del café.
Ten en cuenta que estos valores son solo una guía para comenzar a explorar el mundo del TDS en el café.

¿Listo para explorar nuevos horizontes cafeteros? Sigue nuestra guía paso a paso del refractómetro y conviértete en un maestro del café.

Consejos para ajustar el TDS según el método utilizado y las preferencias personales de sabor.

Para ajustar el TDS según el método utilizado y tus preferencias personales de sabor, puedes seguir estos consejos:

  1. Ajusta la molienda: Una molienda más fina aumentará la extracción y, por lo tanto, el TDS, mientras que una molienda más gruesa disminuirá la extracción y el TDS.
  2. Modifica el tiempo de extracción: Un tiempo de extracción más largo extraerá más compuestos solubles y aumentará el TDS, mientras que un tiempo de extracción más corto reducirá el TDS.
  3. Cambia la proporción de café y agua: Utilizar más café en relación con el agua aumentará el TDS, mientras que reducir la cantidad de café disminuirá el TDS.

Recuerda que las recomendaciones mencionadas son puntos de partida generales y que cada persona tiene sus preferencias individuales de sabor. No dudes en experimentar y ajustar el TDS según tus gustos para obtener el café perfecto para ti.

Cómo encontrar tu café ideal a través del TDS.

Experimentación con el TDS.

Para encontrar tu café ideal a través del TDS, es fundamental experimentar con diferentes métodos de extracción, ajustes de molienda, tiempos de extracción y proporciones de café y agua. A medida que vayas probando distintas combinaciones, podrás identificar qué valores de TDS se ajustan mejor a tus preferencias de sabor.

Creación de perfiles de sabor.

Al conocer el TDS de tu café, puedes comenzar a crear perfiles de sabor para diferentes tipos de granos, orígenes y métodos de preparación. Estos perfiles te ayudarán a replicar fácilmente tus experiencias de sabor favoritas y a experimentar con nuevas combinaciones.

Explorando nuevos sabores y experiencias.

Medir y ajustar el TDS en tu café te permitirá explorar una amplia variedad de sabores y experiencias, desde cafés suaves y delicados hasta bebidas intensas y robustas. A medida que vayas descubriendo cómo influye el TDS en el sabor del café, podrás ampliar tus horizontes y disfrutar de un mundo de posibilidades en la degustación del café.

Herramientas y técnicas para medir el TDS.

Refractómetro.

¿Qué es y cómo funciona?

Un refractómetro es un instrumento óptico utilizado para medir el índice de refracción de una solución, que nos permite calcular su concentración de sólidos disueltos, en este caso, el TDS del café. Al medir la cantidad de luz refractada por la solución, podemos determinar su concentración de sólidos totales disueltos.

Uso correcto del refractómetro.

Para utilizar un refractómetro, primero debes calibrarlo utilizando una solución de referencia con un TDS conocido. Luego, coloca una pequeña muestra de tu café en el prisma del refractómetro y observa la escala de medición a través del ocular. La lectura te dará el valor del TDS de tu café.

¡No conformes con menos, eleva la calidad de tu café con un refractómetro!

¡No esperes más para disfrutar de un café perfectamente equilibrado! Elige el mejor refractómetro con nuestra guía experta.

Refractometro para Café Baristas

Cálculo de la relación de extracción.

La relación de extracción es la relación entre la cantidad de sólidos extraídos de los granos de café y el peso total del café utilizado. Puedes calcularla utilizando la fórmula siguiente: Relación de extracción = (TDS x volumen de la bebida) / peso del café molido.

Interpretación de los resultados.

Una vez que hayas medido el TDS de tu café y calculado la relación de extracción, puedes utilizar estos valores para evaluar el equilibrio de sabores y ajustar las variables de la preparación según sea necesario.

Ajustes y modificaciones para mejorar el TDS.

Si tu café tiene un TDS demasiado alto, puedes probar ajustando la molienda a un tamaño más grueso, disminuyendo el tiempo de extracción o utilizando menos café molido. Si el TDS es demasiado bajo, puedes probar con una molienda más fina, aumentar el tiempo de extracción o utilizar más café molido.

Conclusión.

A lo largo de este artículo, hemos explorado la importancia del TDS en el café y su relación con el equilibrio del sabor, la calidad del agua y la teoría de la extracción. Hemos discutido cómo diferentes métodos de elaboración del café pueden requerir distintos niveles de TDS y cómo ajustar estos porcentajes según nuestras preferencias personales de sabor.

En resumen, controlar y ajustar el TDS en el café es un aspecto clave para mejorar la experiencia de degustación y obtener una bebida deliciosa y consistente según el método utilizado. A través del conocimiento de la teoría de la extracción, podemos lograr un café equilibrado y satisfactorio al medir y ajustar adecuadamente el TDS.

Ahora que estás familiarizado con el TDS y su impacto en el sabor del café, te animamos a experimentar y perfeccionar tus habilidades en la elaboración del café teniendo en cuenta el TDS y las diferentes técnicas de extracción. No tengas miedo de probar nuevos métodos, ajustar variables y explorar nuevos sabores. Después de todo, parte del encanto del mundo del café es la infinita variedad de experiencias que ofrece.

Así que adelante, sumérgete en la búsqueda de tu café perfecto y disfruta del emocionante viaje que el TDS y la teoría de la extracción tienen reservado para ti. ¡Feliz degustación!

Preguntas frecuentes (FAQ).

¿Qué rangos de TDS son ideales para diferentes tipos de café?

Los rangos ideales de TDS pueden variar según el método de extracción y las preferencias personales, pero en general, un TDS de aproximadamente 1.2% a 1.5% se considera un buen rango para la mayoría de los cafés filtrados. Para el espresso, un TDS entre 7% y 12% es típico y deseable.

¿Es necesario medir el TDS en casa?

Aunque no es estrictamente necesario medir el TDS en casa, hacerlo puede ayudarte a mejorar la calidad de tu café y a experimentar con diferentes perfiles de sabor. Si eres un amante del café que busca llevar su experiencia de degustación al siguiente nivel, invertir en un refractómetro y aprender a medir y ajustar el TDS puede ser muy beneficioso.

¿Cómo puedo mejorar el TDS de mi café sin un refractómetro?

Aunque un refractómetro es la herramienta más precisa para medir el TDS, también puedes mejorar el TDS de tu café ajustando las variables de la preparación de manera empírica. Por ejemplo, puedes probar con diferentes tamaños de molienda, tiempos de extracción y proporciones de café y agua hasta encontrar la combinación que te brinde el mejor sabor.

¿Cuál es la diferencia entre TDS y concentración de café?

El TDS (sólidos totales disueltos) es una medida de la cantidad de sólidos disueltos en una solución, en este caso, el café. La concentración de café, por otro lado, es la proporción de sólidos disueltos en relación con el volumen total de la bebida. Aunque ambos conceptos están relacionados, el TDS se centra en la cantidad de sustancias solubles extraídas de los granos de café, mientras que la concentración se refiere al equilibrio entre los sólidos disueltos y el agua en la bebida final.